Teté García Martínez

Nací y crecí en el seno de una familia empresaria y ese espíritu emprendedor forma parte de mi adn y me ha acompañado siempre. Por eso mi formación y los primeros años de desarrollo profesional estuvieron vinculados con el mundo de la empresa, primero en la familiar y luego en las mías propias. Metida en plena vorágine profesional la vida me sorprendía con un gran golpe personal. Lo que a priori fue un palo fortísimo se convirtió en mi gran despertar.

Es en ese momento cuando me paro, observo y me doy cuenta de hacia dónde quería dirigirme realmente. Tomo las riendas de mi vida y decido retirarme del mundo empresarial para adentrarme en el mundo del desarrollo personal, formándome, creciendo y evolucionando en este sector.

Aunando mi vocación de acompañar a las personas en procesos de autoconocimiento y crecimiento con mi experiencia en el mundo de la empresa, me embarco en un nuevo proyecto que me apasiona, me ilusiona y me entusiasma, abriendo sede de Espacio Interior en Valencia de la mano de Antonio Jorge Larruy.

Conocí a Antonio el año que cursé el Máster de Desarrollo Personal y Liderazgo en Valencia. Él era uno de los facilitadores del mismo y justamente el fin de semana que impartió su seminario no pude asistir. Se me quedó clavada esa espinita porque mis compañeros me hablaron maravillas de la experiencia que habían vivido con él y yo quería vivir la mía. Unos meses después tuve la suerte y el privilegio de entrevistarle en un programa de radio en el que colaboraba y ahí tuvimos nuestra primera conexión. Conversamos sobre su idea de educación en la infancia y me trasmitió una fuerza, una energía y un entusiasmo que me confirmaron que tenía que conocerle en persona. Aprovechando que volvía a nuestra ciudad para realizar un retiro, me apunté sin dudarlo, y fue ahí donde nos encontramos físicamente por primera vez. Fue un encuentro muy bonito en el que me fascinó su pasión por la vida, una pasión que de una forma mágica me trasmitió.

A partir de ese momento empiezo a frecuentar Espacio Interior en Barcelona, un lugar en el que me voy embriagando de su filosofía de vida, un espacio en el que todo lo que vivía y sentía era fabuloso y práctico. Todo lo que escuchaba y experimentaba allí luego me resultaba fácil de integrar en mi día a día y además los resultados que iba obteniendo estaban colmando mi vida.

En cada encuentro con Antonio le decía: “esto tendría que estar en Valencia. Es tan enriquecedor y gratificante que no nos lo podemos seguir perdiendo”. Era consciente que no todos mis compañeros, mis amigos y la gente de Valencia que le siguen tenían la suerte de poder viajar a Barcelona para disfrutarlo como yo, y pensé que sería fantástico acercarlo para que no se perdieran esta sabiduría.

A partir de ese momento, se empezó a plantear la idea de cómo traerlo a Valencia, cómo hacerlo para que se pudiera vivir la experiencia en un entorno similar, con una atmósfera de energía máxima y en un ambiente precioso para vivir el aquí y el ahora. Pensamos cada detalle y aquí estamos, presentando este proyecto. Para mí es un orgullo y una gran satisfacción poder caminar junto a este gran maestro, crecer y evolucionar a su lado y también me siento honrada porque ha confiado en mí.

Testimonios